Científicos: Fue un error no dar a los bebés cacahuetes

 

Las nuevas directrices emitidas por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) en los EE.UU. aconsejan introducir los cacahuetes en las dietas de los niños lo más pronto posible, para protegerlos contra las alergias de cacahuete más adelante en la vida. Esto va en contra de los consejos que les dieron a los padres hace años.

La información está respaldada por un creciente cuerpo de investigación que sugiere que la exposición temprana y frecuente es el mejor enfoque. Los nuevos lineamientos alentan a los padres a introducir los cacahuetes en las dietas de los niños cuando entre los cuatro y seis meses de edad.

Uno de los estudios tomados en consideración por el NIH miró a los bebés que no reaccionaron a una prueba de la alergia del cacahuete en torno a ocho meses. De esos niños, casi el 14% desarrolló una alergia al maní a los cinco años, pero sólo el 2%  de los niños que recibieron una pequeña dosis de pasta de cacahuete cada semana se convirtieron en alérgicos. Otra investigación, llevada a cabo por un equipo de King’s College London en el Reino Unido, involucró a más de 600 bebés identificados con riesgo de alergias a los cacahuetes es decir, los bebés que ya habían mostrado signos de eczema o una alergia a los huevos.

Además analizaron estadísticas: el número de niños con alergia al cacahuete en los Estados Unidos se ha triplicado desde 1997. Los investigadores aún no están seguros de las razones detrás del aumento, pero todo parece indicar que el mantener alejados de los cacahuetes a los bebés y niños podría estar contribuyendo.

Los científicos piensan que estar expuestos a las proteínas del cacahuete a través del aire puede causar alergias, mientras que comer cacahuates puede ayudar a prevenir las alergias.

Eso ayudaría a explicar por qué las alergias al maní son más comunes en países como los EE.UU. y el Reino Unido, donde los cacahuetes son un alimento básico, que no suelen darse a los bebés. En otras partes del mundo, donde los cacahuetes son raros, o los cacahuetes son comidos por los bebés y los adultos, no es un problema.

La idea se conoce como la hipótesis de exposición alérgeno dual, que sugiere tener contacto con un alérgeno a través de la piel puede conducir a una alergia, mientras que comer pequeñas dosis del alérgeno a una edad temprana podría ayudarles a desarrollar una tolerancia.

Las nuevas directrices dicen que los bebés de alto riesgo (con eccema grave o alergias a los huevos) se les debe introducir alimentos que contengan maní entre los cuatro a seis meses de edad. Para los niños con eczema leve a moderado, los cacahuetes se pueden agregar a partir de seis meses, si ya forman parte de la dieta existente de la familia. Finalmente, para los niños sin eczema o alergias a los alimentos, los alimentos que contienen maní pueden ser introducidos libremente en casa de una “manera apropiada para la edad” junto con otros alimentos sólidos.

Esperemos que el nuevo enfoque pueda ayudar a reducir el número de niños que desarrollan alergias a los alimentos.gr1

Las directrices se han publicado en una serie de revistas, incluyendo el Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Comentarios