Cuidado con los insecticidas y tus hijos aumentan el riesgo de cáncer

Los niños que han estado expuestos a ciertos plaguicidas utilizados en los hogares pueden tener un mayor riesgo de cáncer infantil, según un nuevo análisis de estudios anteriores. Los niños son particularmente vulnerables porque sus sistema inmune todavía se está desarrollando.

En el estudio los investigadores analizaron 16 estudios que evalúan la posible relación entre la exposición a los pesticidas residenciales y los cánceres infantiles. Ellos encontraron que los niños que habían estado expuestos a los insecticidas de interiores eran un 47% más propensos a ser diagnosticados con leucemia infantil que los que nunca habían sido expuestos. También un 43% eran más propensos a ser diagnosticados con linfoma infantil.

El autor del estudio Chensheng Lu, de la Universidad de Harvard T.H. Escuela de Salud Pública de Boston, Massachusetts comentó: “Recuerde que los pesticidas están diseñados y fabricados para matar organismos”. Los padres deben evitar el uso de estos productos químicos en las proximidades de sus hijos, y en lugares donde los niños pasan mucho tiempo.

En el nuevo análisis, los investigadores analizaron la exposición de los niños a tres tipos de plaguicidas: los insecticidas de interiores, de exteriores y herbicidas. Incluyeron cerca de 1200 niños con cáncer.

Los investigadores también encontraron que los niños expuestos a los herbicidas también eran un 26% más propensos a ser diagnosticados con leucemia infantil en comparación a los que nunca habían sido expuestos.

Sin embargo en el estudio, los investigadores no encontraron una asociación entre el uso de insecticidas al aire libre y cáncer infantil.

Investigaciones anteriores han sugerido que el uso de pesticidas puede afectar la salud de los niños más que la salud de los adultos. Los niños pueden ser particularmente vulnerables porque sus sistemas inmunológicos aún están en desarrollo. Sus cuerpos pueden ser menos capaces de desintoxicar y excretar los pesticidas que las de los adultos.

Los estudios también han demostrado que los niños pueden experimentar efectos tóxicos agudos en su sistema respiratorio, digestivo, nervioso y endocrino, como resultado de la exposición a los pesticidas en el hogar o en la escuela.

Debido a que el uso de pesticidas está aumentando, las políticas de salud pública deben ser desarrolladas para reducir al mínimo la exposición infantil a los pesticidas en el hogar. Mientras tanto, los padres, los maestros y los médicos deben aprender acerca de los tipos comunes de los plaguicidas y la información de etiquetado, y ser conscientes de los posibles efectos en la salud de los productos químicos. Se debe hacer todo lo posible para limitar la exposición de los niños a los pesticidas.

Fuente:

Comentarios