Si no lo has considerado antes el ayuno intermitente puede ser una buena opción para ti

Para muchos de nosotros, la idea de dejar de comer por unas horas durante el día, puede parecer un enfoque poco común (y muy probablemente desagradable) para mantener una dieta.

Sin embargo, la creciente popularidad de las dietas de ayuno y ayuno intermitente demuestran que por alguna razón funcionan. De acuerdo con Mark Mattson, neurocientífico del Instituto Nacional sobre el PF3Envejecimiento de Estados Unidos, la parte más difícil es conseguir superar la necesidad de estar metiendo comida a la boca a todas horas.

Mattson practica un tipo particular de ayuno llamado tiempo de alimentación restringido, en la que uno consume todo calorías del día en una pequeña ventana de tiempo, de entre 6 a 8 horas en total, y no come ningún alimento fuera de ese periodo determinado. Por ejemplo si su primera comida del día es a las 12:00 deja de comer a las 20:00 en una ventana de 8 horas, esta es la dieta 16 : 8. Y en una ventana de 6 horas su primera comida podría ser a las 14:00 y el ayuno inicia a las 20:00 horas. 

5-2-dietPuede que este régimen suene extraño, otra forma más popular de ayuno intermitente es la dieta 5 : 2, en el que la gente come cantidades normales de alimento sin restricciones por cinco días de la semana, y los dos días restantes, comer cantidades mínimas, en todo caso.

“Desde una perspectiva evolutiva, es bastante claro que nuestros antepasados ​​no comian tres comidas al día además de meriendas,” dijo Mattson. Y probablemente tiene razón. El momento en que las tres comidas se originaron a medida difiere, pero está claro que es una invención relativamente reciente humana. Algunos dicen que comenzó en la Edad Media, mientras que otros afirman que se produjo durante la revolución industrial.

Pero sólo porque tres comidas (además de los ocasionales snacks) es lo que la mayoría de nosotros comemos, no significa que sea la única manera de consumir nuestra las necesidades de energía, ni necesariamente la más sana.

Mattson desarrolló su propio interés en el ayuno intermitente después de leer acerca de los estudios de ayuno en ratones, que demuestran que el régimen ayudó a proteger a los animales de accidentes cerebrovasculares, enfermedad de Alzheimer y Parkinson, además de impulsar su vida útil hasta en un 30%.

Luego pasó a conducir su propio estudio con la dieta 5: 2, y los resultados mostraron que el grupo de participantes que uso el intermitente ayunó perdió más peso que el grupo de control con una dieta baja en calorías. Los que ayunaron también mantuvieron más masa magra y mostraron mejoras en la regulación del azúcar en la sangre.

Otro estudio encontró que los adultos obesos que participaron en ayuno en días alternos perdieron más peso además de mostrar reducciones significativas en el colesterol, presión arterial, triglicéridos e insulina. Un factor que afectó a los experimentos, sin embargo, era una tasa de abandono, ya que un 20% de los participantes que no puedo lidiar con los dos días de comer lo mínimo.

Aparte de los potenciales beneficios para la salud del ayuno, por lo menos una de las ventajas del enfoque intermitente es lo simple de la dieta de solo restringir lo se come a ventanas de tiempo o a días de la semana.

Cabe mencionar que el ayuno intermitente no es muy recomendado en niños ni mujeres embarazadas.

 

Comentarios